Home > Chile > El calzado femenino y sus raíces

El calzado femenino y sus raíces

Todas las personas en la faz de la tierra tienen conocimiento acerca de la existencia de lo zapato para el género femenino, es sabido que estos pueden venir en diferentes presentaciones, diferentes tamaños, cortes y diseñados exclusivos para ciertas actividades especificas, ya que no es posible salir a correr con unos tacones de 7 centímetros de alto o ir a una fiesta elegante con unas sandalias de playa.

La variedad de calzado que se puede encontrar en el mercado es muchas y se puede decir que es un tema bastante exquisito para todos aquellos que les gusta el buen vestir y tener soluciones para todo tipo de vestimentas. Aunque puede ser un tema un poco frustrante y devastador cuando se busca algo especifico y no es posible encontrarlo.

Esta tendencia de calzado data desde los años 10.000 antes de Cristo cuando en Italia se encontró un material de cuero resistente a los cambios climáticos y que permanecía en perfecto estado de conservación incluso en las peores temperaturas, protegiendo los pies del frio y suministrando abrigo y cuidado a los mismos.

Unos años mas tarde en las tierras egipcias se utilizaban lo que hoy en día se conocen como sandalias fabricadas de paja y con un hermoso trenzado que proporcionaban estatus en las antiguas sociedades. Por otro lado, en Grecia los ladrones y vándalos llevaban consigo un tipo de mocasín de manera que eran realmente pesados pero que les permitía caminar sobre terrenos que aquellos que se encontraban descalzos no podían.

Fue en Grecia donde la adaptación y la fabricación de zapatos a la medida fueron implementadas trayendo consigo la idea de clases sociales y obtención de suerte para todos aquellos que tuvieran sus pies cubiertos.

Estos zapatos tradicionales evolucionaron con el paso del tiempo hasta traernos una gran variedad de opciones tanto para el género femenino como el masculino, aunque sin mentirles son las mujeres las que más se han visto beneficiadas con esta tendencia, ya que es posible encontrar tacones, sandalias, botas, calzado casual y deportivo para todo tipo de ocasiones.

Así que se debe de agradecer a que en los años 10.000 antes de Cristo se busco dar abrigo y protegerlos del frio, ya que de no haber sido así aun estaríamos caminando las calles de nuestras hermosas ciudades sin nada en nuestros pies o posiblemente andaríamos sin preocupaciones y con mayor libertad. ¡Nunca se sabrá!

 

TOP